Aprendamos a contar


Paciencia perdió los estribos al ver como inocencia le tomaba el pelo al camello que traficaba con frases de personas que nunca quiso leer.

Pero hoy no importa quién dijo que, porqué o de que manera, por qué hoy importa más la foto que acompañe la frase de otro.

Yo aprendí que no hay copia cuando tú escribes hasta la última linea.
Yo me pase de la raya.
Tu te la hiciste .
Confiaste en lo que dijo quien vestía bien, cuando nunca te creíste lo que te dijo tu madre.

No me malinterpretes, la historia que me contaron te ponía en mejor lugar de la que vi yo, y eso que no veo.
Veo veo… Capos del mercadroga con carros del Mercadona.
Y el traficante dijo que estaba en contra de legalizar su producto pues su valor aumentaba dada su condena.
Ojalá de pequeño me hubieran prohibido los libros, pues habría leído más.

Ego llamo a mi puerta pero no le pude abrir después de ver lo que hizo contigo.
Pese al peso de lo que vi, pasé dando el primer paso .

Primero el uno y luego el dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: