Relatos de la oscuridad (PARTE 2)

Guardia civil, Alto o disparo!

PARTE II

Notaba como el corazón se me iba a salir del pecho, a la misma vez que toda mi concentración estaba en el coche estrellado ; Había una señal en mitad del capo, debía ser contra lo que nos habíamos chocado. El coche estaba destrozado pero no lograba ver a nadie dentro.

No era consciente de el peligro y las consecuencias que tenía hacer algo así, pero tampoco entraba en mi cabeza abandonar a nadie.

Entre la oscuridad no logré ver a mi amigo dentro del coche. mientras la policía seguía chillando:
-Guardia civil, Alto o disparo!

Me temía lo peor mientras no podía huir y dejar a mi hermano allí..
Pero tampoco había escuchado a la policía disparar o detener a alguien.
Por lo tanto sabia que algo le tenía que haber pasado, mientras era consciente de que “Ladrón” y “Locuras” sí que habían salido corriendo.

No podía abandonar a mi amigo.

“El amor y la compasión son necesidades, no lujos. Sin ellos la humanidad no puede sobrevivir.” —  DALAI LAMA

Fue entonces cuando me di cuenta que en los arbustos que habían justo a la entrada del huerto se movía algo; allí estaba él paralizado del miedo estaba intentando salir, pero no podía pues se había quedado enganchado en unas zarzas.

Las linternas empezaron a acercarse a donde se encontraba mientras escuchaba los chillidos cada vez mas cerca…
Supongo que debería haber corrido…
Que coño, nunca deberíamos haber estado allí, nunca debería de haber dejado de estudiar, o de haber dejado de jugar a futbol, nunca debería de haber dejado que me influenciaran de una manera tan negativa, debería haber hecho caso a mis padres, pero en ese momento no pensaba en nada y sabía que no era el momento de arrepentirse.

Fue cuando fui consciente por primera vez de mi instinto de supervivencia, ese instinto que todos tenemos dentro pero dadas las comodidades, la sociedad y lo poco que luchamos y lo rápido que nos rendimos pocos lo desarrollan o descubren.

Sin pensar en nada, volví a por él, lo cogí de la camiseta como pude y tire de él . Caimos al suelo mientras los policías cada vez estaban más cerca, no quería ni mirar atrás. rodamos una vez y cómo los gatos acabamos de pie. A día de hoy aún no puedo explicar cómo, pero sin pensarlo empezamos a correr…

Guardia civil, Alto o disparo!

Esta vez estaban justo detrás , la luz de la linterna iluminaba los naranjos que teníamos alrededor formando la típica sombra de nuestro cuerpo alumbrado por la espalda.
Pero en ese momento, tu no piensas que te van a disparar, en ese momento solo pensaba en escapar, en correr y que no me pillaran.

Victoria a toda costa, victoria a pesar de todo terror, victoria por largo y duro que sea el camino; Porque sin victoria no hay supervivencia.” ― WINSTON CHURCHILL

Y así fue; corrimos hasta que la voz de la policía se fue diluyendo como la adrenalina acumulada.

Cuando ya llevábamos diez minutos corriendo vi una mancha borrosa moverse delante de mis ojos ; “Ladrón” y “Locuras” estaban jadeando justo delante y al escuchar mi llegada se sobresaltaron ambos.
A la luz de la luna pude ver cómo abrían los ojos mientras vi como del accidente ” locuras” tenia el ojo destrozado e hinchado.

Habíamos conseguido escapar, no sabéis la satisfacción y el sentimiento de libertad que sentía en ese momento.

Pero hoy soy consciente que es como el mono de la nicotina, que sientes que el tabaco te alivia mientras te esta matando.

Me gire para ver donde estaba mi amigo pero había llegado yo solo… Imaginaros cómo abrí los ojos y cómo me volvió ese sentimiento de culpabilidad y miedo.

Por un momento fue como si me concentrara totalmente en lo que escuchaba y cerré los ojos ; Si a mi amigo no lo habían pillado debería estar cerca.

Escuché un ruido a unos 10 metros de distancia y en contra de la lógica de guardar silencio por si era la policía, mi instinto hablo por mi; llamándolo por su nombre exponiendo al resto del escuadrón .
Y a día de hoy pienso en que me habrían hecho si hubiera sido la policía y nos hubieran cogido.
Pero no fue así.

Nunca en la vida me he sentido tan afortunado de ver a alguien como cuándo lo volví a ver a él.

Me gustaría poder decir que esta historia acaba aquí, pero no es así.

Andamos durante 1 hora hasta llegar a otro pueblo, nos hicimos otro coche y evitamos los controles situados alrededor hasta llegar a casa.

Cuando llegamos, lo razonable habría sido ir a dormir, pero no podíamos, llego un gitano de los que no puedes decir que no a proponernos otra golpe pero esta vez hacia el norte.

Y así fue como “cogimos un total de 7” y acabamos con uno dentro de un comercio, hasta llegar a casa y repartirnos el botín…


Me arrepiento de muchas cosas en mi vida, pero si no hubiera sentido el miedo a perder la libertad nunca habría sido libre.
Pero solo por mi ignorancia, solo por creer que lo correcto era hacer lo que yo quería sin pensar en las consecuencias.


Este fue el ultimo día que robé por “placer”.
Pero ni por asomo es la experiencia más intensa que he vivido.

“El fracaso es la oportunidad de comenzar de nuevo con más inteligencia.”― HENRY FORD.

Así que no necesitáis llegar hasta este punto para salir de la oscuridad que os envuelve.

Y como habéis visto, yo vivi en ella durante un tiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: