Solo un billete de ida

Supongo que hoy digo la verdad porque mi memoria dejó de funcionar de tantas mentiras que dije ayer.

Soy la persona antisocial más abierta y simpática que vayas a conocer.
Fui el mujeriego que no podía estar con más de una mujer a la vez.
Y seré ese raro, solitario y cariñoso que aceptó lo que nadie quería ser.

Transparente, más de lo que puede soportar la mente.
Prefiero caminar solo y libre que tener que imitar a la gente.

Me di cuenta que de mi pasado solo hay una persona que me podría
aguantar, las demás dejaron de hablarme o las dejé de contestar.

En mi presente busco el “que” para que me mantenga “aquí” .
Fraseo las frases que sé pero que no deseo… o quizá no sea así.

Un billete de ida, no hay nadie que me quiera acompañar o que yo deje que al final me siga.

Puede que haya vuelto a llegar el momento de hacer lo que mejor se me da :
Cortar mis lazos, dejar de contestar y volver a ir al final del mundo.

O puede que mañana Oportunidad me devuelva la llamada y me haga la oferta que un dia rechacé por que no quería que me acompañara.

Hoy me ven por lo que les contaron o por lo que les conté que una vez fui.

El problema de la reputación es que te limita de puertas para fuera, no es algo que me pese pero es inevitable que no le pesara a quien no me conocía.

Especialista en levantarme en el juego y en reconocer las cosas que otros dicen aunque luego no puedan levantar la vista del suelo.

Hay muchos secretos que siguen encerrados por temor del rechazo. Yo me agarré como un superviviente, pero cerró de un portazo.

Podría trepar o colarme por la ventana como hice en el pasado.
De pie o morir en el intento antes, que de rodillas ser recordado

La persona feliz que no se cuestiona la vida, o es la ignorante?
Sé que la felicidad no te llega, se expresa, pero me dejé las herramientas encima de la mesa en el edificio que demolió su certeza.

Hoy hago contrabando con frases que pasan el filtro de mi cerebro antes de salir de mi corazón, era más fácil copiar y atribuirse el mérito de otros pero solo soy el loco que morirá despierto antes que cumplir vuestros sueños.

Pues me convertí en la persona valiente y leal a cambio de que silencio me acompañe en la soledad.

Soy el pelele que sin dinero te invita aunque se gaste todo lo que tiene.

Las personas cambian pero las oportunidades pasan sin dar siempre segundas oportunidades.

Yo vi como la misma pasaba delante de mi hasta que me dio por preguntarle qué era lo que pretendía.
Ella me dijo que si yo creía en el amor a primera vista o tenía que volver a pasar por delante mía.
Y obviamente le dije que si creía pero que miopía se ofrecería como excusa antes de abandonar la oportunidad que una vez fue mía.

Protagonista eres mientras respetes que en la vida no eres el único.

Si pudiera elegir.
No elegiría el billete de vuelta.
Elegiría dos de ida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: